El Ayuntamiento de Castelldefels solicita la rebaja del valor catastral

El alcalde de Castelldefels, Manuel Reyes, ha pedido oficialmente a la Dirección General del Catastro, en dependencia del Ministerio de Hacienda y Administraciones Pública que rebaje los valores catastrales de los bienes inmuebles de la ciudad para el 2016.

Esta rebaja haría descender el valor catastral de los bienes inmuebles del municipio aproximadamente en un 18%

De aprobarse por parte del Ministerio, esta medida incidiría en los impuestos municipales como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y en el Impuesto sobre el Incremento de Valores de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalía municipal) que tendrían nuevos valores reducidos que entrarían en vigor el 1 de enero de 2016.

Además, la rebaja también podría llegar a afectar a otros impuestos como el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, y el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Desde el gobierno municipal se valora muy positivamente que dado que la situación económica de las cuentas municipales está saneada, es el momento de plantear la reducción de los valores catastrales.

En este sentido, el alcalde de Castelldefels, Manuel Reyes, se ha mostrado muy satisfecho con la iniciativa:

‘‘supone un paso más en nuestra voluntad de reducir la presión que reciben nuestros vecinos a través de los impuestos. Sabemos que estas medidas reducen los ingresos del consistorio, pero hemos demostrado que podemos mantener e incrementar la calidad de vida en nuestra ciudad bajando los impuestos, en base a una buena gestión del dinero público, el dinero de todos’’.

‘‘Acogiéndonos a esta medida pondremos fin al catastrazo que sufrió Castelldefels en el año 2006 cuando se realizó una revisión de los valores catastrales que ha sido nefasta para el bolsillo de nuestros vecinos y que llevamos pagándola tantos años’’, comenta el alcalde.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Màxim Costa (AVVIC), ha explicado que

‘‘se ha trabajado mucho para poder darle la vuelta a la situación económica que padecía el consistorio hace 4 años. En aquel momento, una medida como ésta hubiese sido implanteable, pero el esfuerzo ha merecido la pena y ahora podemos comenzar a ver los frutos. En sólo una legislatura se ha reducido drásticamente la deuda, se han bajado impuestos, se mantienen e incluso se amplían servicios, y ahora se solicita bajar los valores catastrales. Un gran logro que es mérito de todos’’.