No queremos elegir

Antonio Gallego, Diputado del PP en el Congreso.

¿Quieres más a papá o a mamá? ¿Con cuál de los dos te quedarías? Estas preguntas son tramposas y manifiestamente injustas. Si le hacemos esta pregunta a la inmensa mayoría de los niños dirán que, en mayor o en menor medida, quieren a sus dos progenitores y que hacerlos elegir es en sí mismo un atropello.

La consulta separatista de CiU, ERC e ICV pretende hacerte elegir entre un sentimiento y otro, cuando la gran mayoría de catalanes nos sentimos tan catalanes como españoles. Sólo busca hacer que ambos sentimientos dejen de ser plenamente compatibles para ser antagónicos.

Persigue el enfrentamiento entre territorios que han mantenido históricamente una buena relación de colaboración y unidad. Sólo pretende diferenciar entre “buenos y malos” catalanes.

Además, la consulta está fuera del marco legal español, fuera de nuestra Constitución, tal y como ha señalado recientemente el Tribunal Constitucional. Aunque parezca una perogrullada, recuerdo que los demócratas tenemos que cumplir la ley. No hay democracia sin respeto a la ley. Aunque el Presidente del Gobierno quisiera celebrar esta consulta no podría impulsarla. La soberanía nacional reside en el conjunto del pueblo español. No existen soberanías locales, provinciales o regionales. Por eso vamos a impedir que se celebre. Juntos ganamos todos y separados todos perdemos. No concebimos Catalunya fuera de España ni de Europa.

No aceptamos este chantaje infantiloide cuya finalidad es desviar la atención de los problemas reales que tiene Catalunya: paro, bancarrota, corrupción y falta de un gobierno autonómico sólido. La propuesta de los nacionalistas nos lleva al abismo económico, a la fractura cultural, al enfrentamiento social e histórico.

No vamos a permitir que nadie tenga que elegir entre papá o mamá. La inmensa mayoría queremos a los dos…