Contra el ruido del aeropuerto

El Pleno Municipal de este jueves 25 de septiembre aprobó por unanimidad de todos los grupos políticos una moción que reclama que el aeródromo funcione siempre que sea posible en la configuración de pistas que menos ruidos ocasione, y que se respeten los pactos y horarios establecidos.

Con ocasión de la celebración el día 30 de septiembre del décimo aniversario de la inauguración de la tercera pista del Aeropuerto de Barcelona, el Ayuntamiento de Castelldefels aprobó en pleno una moción relativa a la afectación de los despegues y aterrizajes de aviones sobre la ciudad.

El texto aprobado especifica que “el equilibrio entre el crecimiento responsable del Aeropuerto de Barcelona y el necesario respeto al bienestar del municipio (…) sólo es posible mediante el uso de la configuración de pistas segregadas en horario diurno y de pistas cruzadas en horario nocturno”.

Por ello Castelldefels reclama en este sentido un “compromiso explícito” de las administraciones competentes, y añade que “en ningún caso” se debería usar la configuración de pistas independientes o mixtas “por el perjuicio medioambiental que ello comporta”.

Asimismo, el Ayuntamiento en pleno reclama a AENA “el máximo celo e implicación para minimizar episodios repetidos periódicamente, como este verano de 2014, en los que tanto el aumento del tráfico aéreo como la meteorología adversa han provocado un sufrimiento extraordinario de la ciudadanía sometida a permanentes sobrevuelos con efectos adversos sobre la salud y el bienestar”.

El municipio “exige a AENA más flexibilidad en el uso de las diferentes configuraciones posibles para repartir de una manera más justa las cargas de ruidos”.

Profundizar en el Proyecto 05-23

La moción también pide a AENA el cambio de emplazamiento previsto para el helipuerto, “de forma que no impida la utilización de la pista transversal a lo largo de cualquier momento, y no comprometa el posible desarrollo del Proyecto 05-23 auspiciado por Castelldefels”.

El llamado Proyecto 05-23, presentado hace unos años por el Ayuntamiento de Castelldefels, permitiría “compaginar el desarrollo sostenible de la infraestructura aeroportuaria con el máximo respeto a la calidad medioambiental de la totalidad del territorio sobre el que se asienta”.

La moción, presentada por la concejal de Presidencia, Sonia Motos, del Grupo Municipal Popular, incluyó una enmienda parcial presentada por el Grupo Municipal Socialista. La concejal especifica que la enmienda socialista se incluyó porque, “a pesar de las divergencias respecto a algunos puntos, se consideró que lo importante era mostrar consenso y unidad”.

Adhesiones a la declaración institucional

El texto de la moción aprobada este jueves emana de una declaración institucional difundida por el alcalde de Castelldefels, Manuel Reyes, en que se invita a las entidades ciudadanas a adherirse a la misma.

En ella, el alcalde manifiesta que “los problemas derivados de la proximidad de nuestro municipio con el Aeropuerto de Barcelona han sido desde el inicio del presente mandato municipal, una de las cuestiones a las que la corporación que dirijo ha querido dar máxima prioridad, en línea con lo que otros equipos de gobierno han venido haciendo con anterioridad a lo largo del tiempo, en el entendimiento de que una cuestión de esta naturaleza y trascendencia debe estar por encima de consideraciones políticas o debates partidistas”.

Así, la declaración esgrime “firmeza y determinación a la hora de defender los derechos al respeto medioambiental y bienestar que nuestraciudadanía exige y merece”.

Aprovechando la celebración del 10º aniversario de la inauguración de la tercera pista del aeropuerto, la declaración institucional expresa el “rechazo tajante e inequívoco al uso de pistas independientes y el respeto a los horarios mínimos establecidos”.

Del mismo modo, la declaración reivindica el Proyecto 05-23 “como apuesta de futuro en el desarrollo del Aeropuerto de Barcelona”, y expresa una “llamada de atención sobre el exceso de sobrevuelos padecido durante el presente verano y respecto al cual exigiremos a los órganos técnicos las pertinentes explicaciones y solución”.

Por el momento han firmado la declaración la Federación de Asociaciones de Vecinos de Castelldefels y distintas asociaciones vecinales, las de los barrios de Baixador, Bellamar, Can Bou, Can Roca, Canyars, Centre, Poal, Granvia Mar, Lluminetes, Pineda y Vista Alegre. También suscriben la declaración la Plataforma Prou Soroll y el grupo Preservem Castelldefels.